Connect with us

CUANDO COMPRENDEMOS LA GRACIA LA COMPASIÓN NO TIENE FRONTERAS

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Efesios 4:32.

Que interesante el instrumento geométrico del compás; su simple diseño permite realizar círculos o arcos de circunferencia; sobre un mapa ayuda a medir distancias y, a medida que se abre, su radio de acción y alcance es mayor, hasta llegar a su máxima capacidad.  Qué maravilloso sería que a tantos miles de años de la creación de la humanidad y a más de dos mil años de la era cristiana nuestra sociedad a gran escala en su natural expansión mostrara las verdaderas marcas de una humanidad transformada, unida, equilibrada, consciente, sensible a las miserias de los menos favorecidos, administradora de las oportunidades y privilegios para servir a otros, defensora de los derechos de todos en medio de la pluralidad y diversidad, apercibida en identificar las brechas que terminan separándonos, avocada y apasionadamente comprometida por el amor a Dios y a sus semejantes.  Si bien es cierto que esto es algo que se ha hecho en el tiempo, no obstante la realidad indica que ha sido a una escala muy reducida.

Lo antes mencionado debe generar una profunda reflexión y acción, con planteamientos concretos que marquen el presente y cuyos lineamientos trasciendan en el tiempo y sean referenciales ante futuras crisis o circunstancias. Este presente de dificultades, más que generar frustración y desánimo, facilita escenarios propicios para extender el evangelio a otros que sólo están rodeados de malas noticias.

     Suele verse a una parte de la humanidad autofinanciándose, para mostrar su mejor momento. La mejor pose o selfie para reflejar acciones de amor, bondad, solidaridad y empatía, cuando la verdad en su mayoría muestra sólo máscaras ocultando rostros de altivez, desprecio, arrogancia, hedonismo, amor propio, grandeza y oportunismo, esperando finalmente algo a cambio, pero no hay gente dispuesta a dar su vida por otros.

Recuerdo las palabras de Jesús cuando dijo: Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos. Y por supuesto, Jesús lo mencionó porque finalmente daría su vida para redimir al pecador, favoreciéndolo y dotándolo de gracia para que éste desde esa posición de privilegio responda dando de sí gracia a otros, sin reservas bien sea desde el sacerdocio individual o desde la comunidad eclesial.

Despertemos a estas verdaderas realidades y, desde el efecto trasformador de la gracia, demos a conocer su mensaje encarnado, sacrificial y redentor. No desde la propaganda del activismo, que finalmente nos agota, sino desde la comprensión de la encomienda, desde lo extenso de la tarea, desde lo alto del llamamiento, desde lo profundo de la comisión. Es inevitable no recordar fragmentos bíblicos como: «Más Dios muestra su amor para con nosotros (…)» «Y él os dio vida cuando estabais muertos (…) » Porque de tal manera amó Dios (…) » Entre otros.

Si no se comprende la gracia no habrá verdadera compasión. Este será el punto de partida que permita que los múltiples puntos de llegada, en términos ministeriales, sean correctos de igual manera.  Por lo tanto, una comprensión de la gracia llevará a una compasión sin límites.  Sabiendo que esa gracia divina e inmerecida lleva consigo el elemento desafiante de su misma compresión. De manera que en una actitud responsable, requiere de esfuerzo para finalmente ver como Dios ve, amar como Dios ama y sentir como Dios siente. He allí las palabras pastorales de Pablo a Timoteo: «Tú, pues, hijo mío, fortalécete en la gracia que es en Cristo Jesús (…)»

Despertemos y practiquemos lo significativo de vivir mostrando a otros (los pobres, los enemigos, los indefensos, los confundidos, los solitarios, los maltratados, los enfermos en todas sus expresiones, los sin esperanzas, los presos) la verdadera compasión, sin dudas, que desde allí, con una mirada cercana, calurosa, empática y pastoral, genere cambios para una sociedad diferente, más unida, más sensible, menos egocéntrica; y si no, entonces, una iglesia más encarnada, más de la mano, menos ceremonial y más personal, más de veredas y de caminos que, en medio de la diversidad y desigualdades, es capaz de escuchar el clamor de los desamparados y responder con misericordia, imitando así el estilo de vida de Jesús, la gracia encarnada y compasiva.

Bien tienen lugar las palabras de Cristo cuando dijo: «Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso».   Tal actitud de misericordia ha de mostrarse por el pecador, en primera instancia, pero también por la fauna hermosa y diversa; por el planeta, hogar común, asfixiado ya por la mano inclemente de la humanidad.  Si tal demanda de conducta está practicándose, la invitación es a permanecer firmes y fieles ante dignos avances de espiritualidad.

Cabe destacar también que la comprensión de la gracia requiere fe, obediencia, sacrificio y entrega; exigencias que estuvieron planteadas para su misma manifestación y, en Jesús, podemos ver tales exigencias cumplidas en obediencia al Padre.  De allí se concluye que la gracia no es un sentimiento común, es la materialización, en una palabra, de la más sublime expresión del amor de Dios: Jesucristo.

Por otro lado, la compasión es un atributo moral transferido por el Padre Creador a la comunidad regenerada, y el efecto de la gracia en el creyente puede hacer de la compasión una experiencia permanente, constante e incansable. Esto da como resultado un servicio a otros sin distinción de raza o género, no importando los costos o sacrificios que este servicio exija, aunque estos no se lo merezcan.

Desde la perspectiva de Dios, al considerar su soberanía, no habría inconvenientes en qué iría primero, si compasión y luego gracia o gracia y luego compasión.  Juntas representan parte de la naturaleza de Dios en atributos absolutos y morales.  Sin embargo, desde el principio de este escrito se ha resaltado la comprensión de la gracia para una compasión sin fronteras.

No obstante, ambas son una dinámica interesante, relacionadas y en coherencia proporcional. Es como una fusión perfecta entre lo divino y lo humano, para mostrar al mundo, desde lo humano, desde las realidades más desgarradoras de nuestros pueblos, que es Cristo en nosotros la esperanza de gloria, la respuesta cercana y oportuna a las miserias y desigualdades que encierran y esclavizan a nuestro mundo. Para ver si a través de este planteamiento, y en efecto será así, se logra acortar la brecha que existe entre la realidad de nuestra sociedad y sus ideales de vida. Es que al reducir esa brecha, la esperanza será presente y no tardía y el tormento que hoy viven muchos será transformado por el mensaje de una iglesia de compasión y gracia que tiene a un Dios de gracia y compasión.

En conclusión, si se considera lo antes expuesto, el alcance, cual compás abierto hasta su máxima capacidad, permitirá llegar, cada vez más, a toda la dimensión humana, especialmente a aquellos que nunca han sido tratados con compasión. Esto contribuirá a seguir viendo vidas cambiadas y bendecidas.

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición. 1Ped. 3:8-9.

Noti Bautista

Internacional5 días ago

La Asamblea General de CBF de este año será virtual

El coordinador ejecutivo de la CBF, Paul Baxley, emitió una declaración hoy (2 de abril) anunciando que la Junta de...

Internacional5 días ago

Estados exponen exenciones de coronavirus para iglesias como servicios de adoración provocan brotes

Si bien la mayoría de los pastores en todo el país trabajan sus sermones en video después de suspender los...

Nacional9 meses ago

Caravanas de Acción Social se activan en frontera entre Venezuela y Colombia

Iglesias Bautistas de distintas regiones se unen para servir a inmigrantes en la casa de la Misión Caracas. Desde el...

Nacional9 meses ago

Campaña de 100 días de Oración inicia en Venezuela

Más de 670 iglesias bautistas se suman al «Clamor por las familias» creyendo en lo que Dios hará en este...

Nacional10 meses ago

CANAMI 2019

Reporte del 4to.CANAMI. 25/6/2019.  Pr. Carlos Rodríguez.  En el marco del proyecto nacional “Jesús Transformación y Vida” la dirección de...

Regional10 meses ago

Iglesias Bautistas del estado Guárico celebraron culto unido “En el poder del acuerdo”

** Con masiva presencia de feligreses y donde el Señor Jesucristo fue glorificado. La actividad también fue propicia para presentar...

Nacional1 año ago

Vivir como personas del Evangelio incluso en tiempos de dificultad

Carta de la Alianza Bautista Mundial a nuestros hermanos y hermanas en Venezuela. Rev. Elijah M. Brown, PhD, Secretario General,...

Nacional1 año ago

Dirección General de la Convención Nacional Bautista de Venezuela, emite comunicado con relación a los eventos en el marco de ANA 2019

La Dirección General de la Convención Nacional Bautista de Venezuela, se dirige a toda la Obra Bautista Nacional, dado que...

Nacional1 año ago

la Unión Bautista Latinoamericana UBLA lanza campaña continental de oración por Venezuela

Invitamos a todos los países del Continente a unirse a esta iniciativa de la Asociación Bautista Argentina ABA, a realizar...

Nacional1 año ago

5000 Biblias serán distribuidas en ANA 2019

5000 biblias serán distribuidas en el marco de la Asamblea Nacional Anual 2019 para todas las iglesias asistentes, así lo...

Copyright © 2020 Diseño y Programación: Tres 16 Creativos