DE LA REPRESENTATIVIDAD DEL PUEBLO EVANGÉLICO VENEZOLANO EN GENERAL Y BAUTISTA EN PARTICULAR

La Convención Nacional Bautista de Venezuela es una entidad fraterna religiosa sin fines de lucro que está basada en la Biblia, la palabra de Dios (2 Tim. 3:16), fundada el 8 de agosto de 1951. En la actualidad, cuenta con más de 700 iglesias establecidas y afiliadas, 882 grupos y comunidades en formación para un número de 75000 congregantes. Su propósito es promover la unidad del pueblo cristiano en general y bautista en particular a nivel nacional, continental y mundial. También existe para promover la cooperación entre sus iglesias afiliadas en el país a fin de, inspirados en los principios de la Biblia, comunicar el Evangelio (Mat. 28:18-20), demostrar el amor de Dios a todas las personas (Luc. 10:25-37; Mat. 5:16), de manera integral y sin distingo alguno, y promover los valores que contribuyan a la construcción de una sociedad y un mundo mejores (1 Tim. 6:18).

A nivel nacional, formamos parte del Consejo Evangélico de Venezuela, a nivel regional de la Unión Bautista Latinoamericana y global de la Alianza Mundial Bautista. En cada instancia, nuestra filiación es fraternal y voluntaria con foco en la comunicación del Evangelio, el perfeccionamiento integral de los seguidores de Jesucristo y la procura del bienestar de nuestros semejantes.

Entre otros principios, creemos decididamente en la libertad de conciencia y en la autonomía de las iglesias locales. A la luz de estas verdades, que derivamos de la Biblia, nos pronunciamos públicamente en torno a la representatividad, pretendida o interpretada, a propósito de un acto realizado en el país hoy, martes 29 de enero de 2019, denominado Congreso de Movimientos Cristianos por la Paz, en el que se oró y manifestó públicamente determinado apoyo político.

Respetamos la libertad y el derecho que personas, líderes eclesiales, iglesias y organizaciones tienen de realizar encuentros públicos, orar y manifestar simpatías y apoyos políticos o de otra naturaleza. Sin embargo, dejamos constancia de que dicho acto y las informaciones y opiniones emitidas en el mismo no nos representan como organización.

Así como ninguna de las organizaciones de las que formamos parte, nacional e internacionalmente, pueden abrogarse representatividad automática de la Convención Nacional Bautista de Venezuela, tampoco puede nuestra organización nacional asumir la representatividad de nuestras iglesias afiliadas y sus servidores, las cuales, aunque interdependientes espiritualmente, son autónomas.

A propósito de la hora difícil que confrontamos como nación, ratificamos, por supuesto, nuestros deseos de paz y bienestar para todos los venezolanos (Mat. 5:9). Estamos comprometidos con el florecimiento de una nación inclusiva, democrática y pluralista, donde impere la verdad (Prov. 10:32, Fil. 4:8, 1 Juan 1:6), la justicia (Sant. 3:18), la solidaridad (Ecle. 11:1, Sant. 1:27) y la prosperidad integral (Sal. 128:2-4). Invitamos a la comunidad evangélica en general y bautista en particular a seguir rogando por la sanidad de nuestra tierra y por una salida a la actual crisis que esté signada por el respeto a los más elevados ideales democráticos y de civilidad. Finalmente, hacemos nuestras las palabras del apóstol Pablo: “Por esto exhorto, ante todo, que se hagan súplicas, oraciones, intercesiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que llevemos una vida tranquila y reposada en toda piedad y dignidad. Esto es bueno y aceptable delante de Dios nuestro Salvador, quien quiere que todos los hombres sean salvos y que lleguen al conocimiento de la verdad” (1 Tim. 2:2-4).

Eleazar Bermúdez
PRESIDENTE DE LA (CNBV)
Manuel Sangronis
DIRECTOR GENERAL
Elier Romero
DIRECTOR ASOCIADO

COMITÉ ADMINISTRATIVO:
Jhonathan Briceño
Carleguis Ríos
Alexander Montero
Alain Pirona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *